Adicción a la cocaína

La cocaína raramente es la primera sustancia que consume un adicto. Generalmente la adicción a la cocaína se inicia con el consumo de alcohol, drogas de diseño, éxtasis o cannabis. Al final se suele establecer el consumo asociado de cocaína y alcohol y a veces, cannabis o tranquilizantes para “bajar” los efectos de la cocaína. El uso repetido de cocaína conlleva el desarrollo de tolerancia; esto es la necesidad de aumentar la dosis para conseguir el efecto deseado.  Esta necesidad de consumir pasa por encima de cualquier consideración personal, laboral o familiar.

 

SÍNTOMAS DE  LA ADICCIÓN A LA COCAINA

  • Complicaciones neurológicas: convulsiones, tics, hemorragias e infartos cerebrales.
  • Alteración de las fosas nasales: congestión, úlceras y perforación del tabique nasal
  • Al principio del consumo produce una mayor excitación sexual. Al final termina provocando impotencia.
  • Episodios de ansiedad, depresión, insomnio, crisis de pánico, alteraciones de la memoria
  • Paranoias, alucinaciones, trastornos de la personalidad.
  • Complicaciones cardiovasculares: Estrechamiento de las arterias del corazón y del cerebro. En sujetos jóvenes en buen estado físico puede provocar infarto cardíaco, alteraciones del ritmo cardíaco y muerte súbita. De hecho, la principal causa de infarto en menores de 40 años es el consumo de cocaína.
  • Parada respiratoria o edema pulmonar.
  • El consumo de cocaína durante el embarazo se asocia con la aparición de placenta previa, abortos espontáneos, retraso del crecimiento intrauterino del feto, malformaciones congénitas, o retraso psicomotor en el recién nacido.

 

¿COMO DETECTAR LOS SÍNTOMAS DE ADICCIÓN A LA COCAINA?

  • Pérdida de apetito. Adelgazamiento llamativo en poco tiempo.
  • Cambios de humor importantes, oscilando entre un estado de hiperexcitación y depresión.
  • Una mayor irritabilidad y agresividad.
  • Disminución de la capacidad de concentración.
  • Pérdida de interés por las amistades “normales” y alejamiento de los amigos no consumidores.
  • Alteraciones del horario del sueño.
  • Problemas de concentración con dificultades académicas y laborales.
  • Pérdida de empleo y dificultades económicas.
  • Gastos injustificados muy altos derivados del consumo, prostitución, juego, etc.
  • Problemas en la relación con pareja e hijos.
  • Cansancio crónico

El consumo de cocaína en la mayoría de los casos se asocia al de alcohol y a veces, al de cannabis o fármacos relajantes para “bajar” la cocaína.

Con frecuencia se puede asociar con compras compulsivas, gastos excesivos sin justificar y, a veces, juego patológico.

 

¿COMO AYUDAR A DEJAR LA COCAÍNA?

Cuando en una familia se sospecha que uno de sus miembros tiene problemas de adicción a la cocaína, lo urgente es conseguir un diagnóstico profesional de la situación del paciente y un tratamiento efectivo y riguroso que la resuelva.

En Instituto Hipócrates y en sus centros colaboradores, ofrecemos el servicio de visita previa. Tras esta visita el equipo facultativo del centro de desintoxicación Instituto Hipócrates recomendará lo más pertinente en cada caso y asesorará a la familia y al paciente sobre cómo actuar.