Tratamiento

El centro de desintoxicación Instituto Hipócrates ofrece un tratamiento de adicciones intensivo en régimen de ingreso. Gracias a nuestra trayectoria y experiencia en el campo de las drogodependencias podemos confirmar que este es el método más eficaz y a medio plazo más económico, porqué disminuye enormemente el riesgo de que el paciente sufra situaciones de riesgo y consigue que pueda disfrutar del resto de su vida junto a sus seres queridos.

EL INGRESO

Todos nuestros pacientes realizan el ingreso en Instituto Hipócrates Clínica el Montanyà, situado en el Parque Nacional del Montseny, a 40 km de Barcelona.

 

FASES DEL TRATAMIENTO

Nuestro programa terapéutico incluye las siguientes fases del tratamiento:

Desintoxicación

La desintoxicación es el proceso por el cual el paciente deja de consumir las sustancias a las que es adicto. Este proceso se realiza bajo estrecha vigilancia médica y con la ayuda de medicación de apoyo para evitar la aparición de síndromes de abstinencia.

La metodología utilizada en nuestro centro de adicciones evita la sintomatología de abstinencia y desde el principio de su tratamiento, el paciente empieza a vivir el mismo como una experiencia gratificante.

Deshabituación

La enfermedad de adicción altera enormemente los hábitos y actitudes de la persona que la padece. La deshabituación es el proceso de identificación y sustitución de los hábitos y actitudes alterados, por otros que mejoran la calidad de vida del paciente y favorezcan su integración en el entorno familiar, laboral y social.

Rehabilitación

La rehabilitación tiene como objetivo la recuperación de las habilidades pérdidas o no desarrolladas por el paciente a causa del consumo. La herramienta fundamental del proceso es la terapia grupal e individual. La terapia se complementa con otras actividades encaminadas al control de impulsos, reducción de ansiedad y mejora de las habilidades personales y sociales del paciente.

Reinserción

Durante el tratamiento de adicciones y, muy especialmente en las últimas semanas que el paciente pasa en el centro, se prepara minuciosamente la vuelta a su entorno familiar y social. La reinserción social del paciente en su entorno y el desarrollo normalizado de su vida es el objetivo final de todo el proceso. Para ello el seguimiento médico y terapéutico del paciente continuará tras la salida del centro hasta alcanzar este objetivo plenamente.

EL SEGUIMIENTO

Una vez finalizado el ingreso se inicia el periodo de seguimiento, en el cual nuestros pacientes y sus familiares continúan con su tratamiento, asistiendo a terapias de grupo y visitas médicas, terapias para familiares y terapias para sus parejas. El lugar en el que se desarrolla el periodo de seguimiento depende del lugar de origen de cada paciente. Nuestras opciones son:

  • Instituto Hipócrates Clínica el Montanyà: Terapias de veteranos todas las tardes de lunes a viernes y sábado por la mañana. Ingresos de refuerzo y centro de día. Visitas médicas individuales a pacientes y familiares. Terapias de familia y terapias para parejas.
  • Casas y pisos terapéuticos: Instituto Hipócrates dispone de casas cercanas a la Clínica el Montanyà, así como de pisos en entorno urbano en La Garriga y L’Ametlla del Valles. Son recursos destinados a dar apoyo terapéutico en la reinserción de aquellos pacientes que desean permanecer un periodo de tiempo en las cercanías de Instituto Hipócrates.
Disponemos de un piso exclusivo para mujeres.
  • Instituto Hipócrates Barcelona: Terapias de veteranos todas las tardes. Información médica sobre el tratamiento para personas adictas y sus familiares.
  • Centros de seguimiento colaboradores en España: Los pacientes que han finalizado el ingreso en Instituto Hipócrates Clínica el Montanyà y siguen con su tratamiento y supervisión médica en su lugar de origen, acudiendo a terapias de veteranos y a terapias con sus familiares o parejas.

Objetivos del tratamiento

Nuestro objetivo es conseguir la reinserción social, personal, familiar y profesional del paciente para alcanzar una vida plena y satisfactoria en todos los ámbitos de su vida. Lograr que familiares y parejas puedan entender esta enfermedad, participar activamente en la recuperación del paciente y normalizar la vida familiar.

El tratamiento de adicciones aporta al paciente y a la familia el entrenamiento necesario para alcanzar plenamente estos objetivos. Se trata de que el paciente deje de consumir, comprenda la enfermedad y aprenda a vivir bien sin consumir alcohol ni otras drogas.